Queen Elizabeth School Home

Queen Elizabeth School

En 1955, el sueño de crear una escuela donde los niños crecieran felices, como seres humanos integrales, desarrollando espíritu, alma y cuerpo, bajo un profundo respeto a la naturaleza, orgullosos de nuestra cultura pero con visión global, por fin se hizo realidad en la Ciudad de México.

Queen Elizabeth School fue concebido para ser el espacio ideal para el aprendizaje, mediante la reflexión. Inmerso en extensas áreas verdes y amplios espacios deportivos, en el que cada alumno alcanza un desarrollo equilibrado, fortaleciendo su
espíritu, talentos artísticos y seguridad personal, dentro de un ambiente de alegría, amistad y compañerismo que estimula su creatividad.

actividades

Queen Elizabeth School fue concebida para ser el espacio ideal, para el aprendizaje significativo, a través del diálogo, la reflexión y el inicio de la autoevaluación.
 
QES está inmersa en extensas áreas verdes y amplios espacios deportivos, en las que cada alumno alcanza un desarrollo equilibrado, fortaleciendo su espíritu, talentos artísticos y seguridad personal, dentro de un ambiente de alegría, amistad y compañerismo.
 
Nuestros alumnos, participan en diversos cada día en diversos talleres que complementan su formación integral:

¿Por qué Queen Elizabeth School?

Ofrecemos una formación en valores, que desarrolle integral y equilibradamente a cada alumno, fortaleciendo su mente, espíritu, talentos artísticos, así como su cuerpo, para generar personas felices y seguras de sí, que disfruten de los retos y oportunidades de su entorno.

Método Queen Elizabeth School

QES está inspirado en la filosofía Waldorf, la cual visualiza al ser humano de forma integral, no sólo como un cerebro que asimila conocimientos, si no como un ser sensible con emociones y voluntad, seguro de sí mismo, que vive en armonía con la naturaleza.
Beneficios del método QES Image

Beneficios del método QES

Nuestra escuela está inmersa en 14,000 m2 de áreas verdes, que crean el espacio ideal para favorecer el aprendizaje para el entorno global, fomentar el razonamiento y detonar la creatividad. En ella, se vive en armonía con la naturaleza y se desfoga la energía vital, canalizándola hacia el desarrollo personal, lo que genera personas felices y seguras de sí.
 
Cada niño aprende y fortalece el valor de la vida, como la importancia de su integración armónica con el entorno, desarrollando así una conciencia sustentable, que, a futuro, le permita incidir positivamente en su comunidad, hacia un progreso ético, preservando la salud del planeta.

Noticias